¿Qué es una hernia discal?

Una hernia discal ocurre cuando el disco intervertebral, que actúa como un amortiguador entre las vértebras, se desplaza o se rompe, presionando los nervios cercanos. Esta condición puede provocar dolor, debilidad o entumecimiento en diferentes partes del cuerpo, dependiendo de la ubicación de la hernia. A menudo, el dolor se irradia hacia los brazos o las piernas y se intensifica con ciertos movimientos o posturas.

Causas de la hernia discal

Las hernias discales pueden ser resultado de varios factores. El envejecimiento natural juega un papel crucial, ya que con el tiempo, los discos intervertebrales pierden hidratación y elasticidad, volviéndose más susceptibles a desgarrarse incluso con esfuerzos menores. Además, levantar objetos pesados de manera incorrecta, torceduras repentinas, o una combinación de fuerzas puede provocar una hernia discal. El estilo de vida sedentario y la obesidad también aumentan el riesgo de sufrir esta condición.

Síntomas de la hernia discal

El síntoma más común de una hernia discal es el dolor, que puede variar de leve a severo. Otros síntomas incluyen:

  • Dolor que se extiende a los brazos o las piernas.
  • Aumento del dolor al toser, estornudar o moverse de ciertas maneras.
  • Debilidad muscular o dificultad para mover la parte del cuerpo afectada.
  • Sensación de hormigueo o entumecimiento en las áreas servidas por el nervio afectado.

 

tratamiento hernia discal granada

Tratamiento de fisioterapia para la hernia discal

Educación y modificación del comportamiento

Uno de los primeros pasos en la fisioterapia para tratar una hernia discal es educar a los pacientes sobre las mejores prácticas para cuidar su espalda. Esto incluye técnicas adecuadas para levantar objetos, consejos para mejorar la postura y estrategias para realizar actividades diarias de manera segura.

Terapia manual

La terapia manual puede incluir masajes, movilización de las articulaciones y otras técnicas para ayudar a aliviar el dolor y mejorar el movimiento. Este enfoque busca reducir la presión sobre los nervios afectados y promover la curación.

Ejercicios terapéuticos

Los ejercicios específicos diseñados para estirar y fortalecer los músculos de la espalda y el abdomen son fundamentales en el tratamiento de la hernia discal. Estos ejercicios ayudan a estabilizar la columna vertebral y prevenir futuras lesiones.

Modalidades de tratamiento

El uso de calor, frío y electroterapia pueden ser parte del tratamiento para reducir el dolor y la inflamación. Cada modalidad se selecciona según las necesidades específicas del paciente y la etapa de su recuperación.

Programas de ejercicio en casa

Un componente vital de la fisioterapia para la hernia discal es el programa de ejercicios en casa. Estos programas están diseñados para que los pacientes continúen su rehabilitación fuera del entorno clínico, asegurando una recuperación constante y efectiva.

 

Elegir la fisioterapia como tratamiento para la hernia discal no solo ayuda a aliviar el dolor sin la necesidad de cirugía, sino que también mejora la funcionalidad y calidad de vida. Además, un fisioterapeuta puede enseñarte cómo evitar futuras lesiones, manteniendo tu espalda fuerte y saludable.

Si estás sufriendo de dolor de espalda y crees que podría ser una hernia discal, considera consultar a un fisioterapeuta. En Fisioterapia Susana Domínguez, estamos listas para ayudarte a recuperar tu movilidad y calidad de vida. Contacta hoy mismo con nuestras fisioterapeutas en Granada para más información y empieza tu camino hacia la recuperación. ¡No dejes que el dolor controle tu vida!

NUEVOS PROYECTOS TERRITORIALES PARA EL REEQUILIBRIO Y LA EQUIDAD, EMPRENDIMIENTO Y MICROEMPRESAS

LÍNEA 6: TRANSICIÓN DEL TRABAJO AUTÓNOMO Y DE LA ECONOMÍA SOCIAL HACIA UNA ECONOMÍA VERDE Y DIGITAL

Nombre de la entidad: Susana Domínguez Peregrina

EXPTE. Nº: MRR222022SC000001161

Pedir Cita WhatsApp