¿Alguna vez te has preguntado por qué tu bebé llora inconsolablemente por las noches? Podría estar experimentando cólicos del lactante, una condición común pero desconcertante. En este artículo, descubrirás qué son, por qué ocurren, y cómo puedes ayudar a tu pequeño.

¿Qué son los cólicos del lactante?

Los cólicos del lactante son episodios de llanto intenso y prolongado en bebés sanos y bien alimentados. Generalmente, comienzan alrededor de las dos semanas de vida y pueden durar hasta los tres o cuatro meses. Aunque la causa exacta es desconocida, se cree que está relacionada con la inmadurez del sistema digestivo del bebé.

Síntomas comunes de los cólicos

Identificar los cólicos puede ser un desafío. Los síntomas típicos incluyen:

  • Llanto intenso y aparentemente sin razón.
  • Episodios de llanto que ocurren más a menudo por la tarde o noche.
  • Rostro enrojecido durante el llanto.
  • El bebé puede encoger las piernas hacia su estómago, arquear la espalda o estar muy tenso.

Causas de los cólicos en lactantes

Aunque la causa exacta de los cólicos es un misterio, existen varias teorías:

  • Inmadurez del sistema digestivo: El sistema digestivo del bebé aún se está desarrollando, lo que puede causar dolor e incomodidad.
  • Gases: Algunos bebés pueden ser más sensibles a los gases, lo que aumenta su incomodidad.
  • Sobrecarga sensorial: Los bebés están adaptándose a un mundo lleno de nuevos estímulos sensoriales, lo que a veces puede ser abrumador.

Tratamientos y soluciones

Aunque no hay una cura definitiva para los cólicos, hay varias estrategias que pueden ayudar:

  1. Técnicas de calma: Mecer al bebé, el ruido blanco o un baño tibio pueden ser efectivos.
  2. Cambios en la alimentación: Si estás amamantando, considera tu dieta. Si tu bebé toma fórmula, habla con tu pediatra sobre probar diferentes tipos.
  3. Fisioterapia Pediátrica: Algunas técnicas de fisioterapia pueden ayudar a aliviar los gases y la tensión abdominal.

fisioterapeuta colicos del lactante

La fisioterapia en el tratamiento de los cólicos

La fisioterapia puede ser una opción valiosa para tratar los cólicos del lactante. Un fisioterapeuta especializado en pediatría puede enseñarte técnicas suaves para aliviar los gases y la tensión en el abdomen de tu bebé, lo que puede reducir significativamente el malestar.

¿Cómo puede ayudar un fisioterapeuta para bebés?

Un fisioterapeuta pediátrico puede ofrecer:

  • Masajes abdominales suaves.
  • Ejercicios para mejorar la movilidad gastrointestinal.
  • Consejos personalizados basados en las necesidades específicas de tu bebé.

Conclusión: encontrando alivio para tu bebé

Los cólicos del lactante son una fase desafiante tanto para los bebés como para los padres. Aunque es una condición temporal, entenderla y saber cómo aliviar los síntomas puede hacer una gran diferencia. Recuerda, cada bebé es único, y lo que funciona para uno puede no funcionar para otro. La paciencia y el apoyo son clave durante este tiempo.

NUEVOS PROYECTOS TERRITORIALES PARA EL REEQUILIBRIO Y LA EQUIDAD, EMPRENDIMIENTO Y MICROEMPRESAS

LÍNEA 6: TRANSICIÓN DEL TRABAJO AUTÓNOMO Y DE LA ECONOMÍA SOCIAL HACIA UNA ECONOMÍA VERDE Y DIGITAL

Nombre de la entidad: Susana Domínguez Peregrina

EXPTE. Nº: MRR222022SC000001161

Pedir Cita WhatsApp